Blog

¡Acomódate!, es tiempo de lectura.

La importancia de la identidad de marca

por | Mar 26, 2021 | Blog diseño gráfico, Diseño gráfico, Marketing, Publicidad | 0 Comentarios

Cada marca es diferente. Esto es un hecho. Una marca no es solamente un logotipo, una marca es todo lo que hay detrás: los trabajadores, los productos, los servicios y los valores que tiene. Ahora bien, la identidad de una marca es todo aquello por lo que tus consumidores te van a reconocer. Esto incluye aspectos como el tono que empleas cuando comunicas los conceptos que quieres expresar, los mensajes que transmites, los valores de tu marca y las emociones que provocas en tus clientes cuando interactúan con tu marca.

¿Por qué es importante tener una identidad de marca?

Contar con una identidad corporativa bien desarrollada te ayudará a generar confianza en tus consumidores y mejorará la credibilidad hacia tu negocio. Demostrándole a los consumidores que los entiendes y que compartís algo, será como empezar una relación con un amigo, te estarás ganando su lealtad.

Una identidad corporativa bien definida facilitará, además, la definición de la misión de tu empresa tanto con los consumidores como con los trabajadores.

Junto con esto, el objetivo es llegar a posicionarse en la mente del consumidor, es decir, que nada más ver tu logo o pensar en una cualidad, se le venga a la mente tu empresa. El posicionamiento se basa en la percepción que el consumidor tiene de tu marca respecto a la competencia. Si piensas en Apple, probablemente se te viene a la cabeza “calidad”, mientras que, si piensas en Coca Cola, la palabra sería “felicidad”.

¿Cómo construir una identidad de marca?

La identidad de tu marca tiene que representar a tu empresa y sus valores por completo y tienes que ser constante a la hora de ponerla en práctica. En nuestra agencia de marketing de Santiago de Compostela tenemos claro cuáles son los elementos clave para empezar a construirla:

1. Logotipo

El logotipo es uno de los aspectos más importantes de una empresa, aunque no es el único. Muchas empresas cometen el error de elegir logotipos que representen la actividad de la empresa. Sin embargo, para crear un logotipo, este tiene que representar la personalidad o esencia de la empresa. Un ejemplo muy claro es la sirena de Starbucks, la cual no tiene nada que ver con el café; sin embargo, representa la historia y la esencia de la compañía.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Starbucks Coffee ☕ (@starbucks)

Un logotipo debe poder ser escalable, es decir, que sea posible reproducirlo en diferentes escalas y siga pudiendo leerse a la perfección. Si creas un logo maravilloso que no es legible en una tarjeta de visita, tu audiencia no podrá identificarte o, peor todavía, pensará que es de mala calidad.

No podemos olvidarnos de la originalidad. Si quieres destacar tu marca, tu logotipo debe ser original. En pleno 2021 es realmente difícil ser original y crear innovador. Sin embargo, no te hace falta ser creativo para todo el mundo, sino destacar dentro de tu sector. Crear un logotipo original dentro de tu ámbito hará que te diferencies del resto.

2. Tipografías

Siempre vas a necesitar textos, tanto para los carteles, tarjetas de visita, descripción de productos y un largo etcétera. Por lo general se emplean dos tipografías diferentes: una para los títulos y otra para los cuerpos de los textos. Una buena tipografía debe ser capaz de transmitir el carácter y el estilo de la marca y, al mismo tiempo, tener una buena legibilidad. No es tarea fácil, pero conseguir una tipografía que te diferencie es esencial.

3. Colores

La paleta de colores tiene una importancia vital dentro de una marca. Cada color tiene una serie de sentimientos y sensaciones diferentes asociados, por lo que es importante considerar qué colores serán los adecuados en cuanto a transmitir las emociones apropiadas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Milka (@milka_es)

Hay que tener en consideración la elección de un único código de colores para que tanto impreso -sea donde sea- como digital, el color sea siempre el mismo. Para esto, hay que tener en cuenta cuatro aspectos diferentes:

  1. Pantone: es el sistema de color internacional que asegura que el color siempre será el mismo se imprima donde se imprima.
  2. CMYK: está formado por 4 cifras y forman una combinación de cian, magenta, amarillo y negro. Tendrás que traducir los colores del Pantone a CMYK cuando tus impresiones necesiten más de una tinta. Los colores en Pantone y CMYK no son exactamente iguales.
  3. RGB: este sistema es el más empleado en el mundo digital. Los colores se forman combinando rojo, verde y azul. Los colores de este sistema resaltan en gran medida en pantalla, pero no lo hacen a la hora de imprimir.
  4. Hex: es una forma diferente de especificar los colores en diseño web. Se trata de un código formado por 6 números y letras y combina los colores primarios. Básicamente, es una abreviatura de los valores RGB.

4. Tratamiento de imágenes

El tratamiento que hagas de las imágenes es fundamental para continuar con la línea de diseño de tu marca. Esto incluye el encuadre y la edición de las fotografías. Si empleas tonos pastel o claros en tu marca y escoges imágenes con un gran contraste o muy oscuras, no estarás siguiendo una línea de estilo.

Esto es especialmente importante hoy en día, momento en el que las marcas deben tener presencia en las redes sociales y crear contenido propio. Cuidar el feed con unas imágenes que tengan una edición similar, creará una sensación visual agradable para el usuario que visite tus redes.

5. Merchandasing

Muchos pueden pensar que el merchandasing es una pérdida de dinero y de tiempo. Entonces, ¿por qué hacer merchandising? Porque puede reportarte muchos beneficios en cuanto a retener o ganar clientes se refiere. Tu logotipo y tu nombre de empresa estarán impresos en diversos elementos que ayudarán al cliente o posible cliente a recordarte y a pensar en ti cada vez que vea su bolígrafo o botella personalizada. Los objetos a personalizar pueden ser todos los que te puedan imaginar. ¿No lo crees? Échale un ojo a este set de velas aromáticas de McDonald’s con olor a Big Mac, a carne fresca, a mostaza o a pepinillo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by McDonald’s (@mcdonalds)

Sin embargo, hoy en día se puede hablar también del merchandising en el punto de venta. Se trata de mejorar la decoración del establecimiento, al igual que la presentación de los productos en el punto de venta para que el consumidor no se pueda resistir a comprar. Este tipo de merchandasing no se limita solo al campo visual, va todavía más allá teniendo en cuenta los estímulos olfativos, táctiles y musicales, cuya provocación influirá en la percepción del cliente y en su decisión final de compra.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by IKEA USA (@ikeausa)

6. Manual de identidad corporativa

Todos estos elementos que hemos visto hay que cuidarlos para mantener una línea de diseño que gire en torno a la imagen de la marca. Una vez comienzas a trabajar en ellos, te vas dando cuenta de que es imposible recordar los códigos de color escogidos, las tipografías, tener todos los documentos de los logos a mano, etc. Por este motivo existe el manual de identidad corporativa.
En este documento se recoge toda la información sobre la identidad de la empresa y toda la información sobre los datos que hemos descrito, así como establecen una serie de modos en los que estos recursos pueden ser utilizados. Un manual de este tipo puede tener toda la información resumida en una sola hoja o llegar, fácilmente, hasta las 100 páginas. Todo depende de la complejidad de los conceptos y del estilo.

Probablemente, trabajarás con diferentes personas a lo largo del tiempo. Tener este manual de identidad corporativa mano te servirá para simplificar los procesos y te asegurará que la estética de la empresa se aplique de forma sencilla y sin margen de error.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *