Blog

¡Acomódate!, es tiempo de lectura.

Definir tu público objetivo es vital para una buena comunicación

por | Feb 10, 2022 | Blog comunicación, Comunicación | 0 Comentarios

A la hora de definir la estrategia de marketing y comunicación de tu empresa hay muchas cosas que debes tener en cuenta, pero descubrir tu target es una de las primordiales, por no decir la más relevante. Definir tu público objetivo no es tarea fácil, pero conseguirlo te supondrá un montón de beneficios y hará tu campaña mucho más efectiva.

Pretender que todo el mundo quiera tu producto o servicio es buscar lo imposible. Hay una máxima en publicidad que dice «producto para todos, producto para nadie». Si tus campañas se dirigen al máximo de personas posible sin ton ni son, acabarás perdiendo tiempo, dinero y probablemente posibles clientes. Lo mejor que puedes hacer es intentar que tu mensaje llegue a la gente a la que realmente le puede interesar tu negocio y acabar comprando en él.

Para empezar, debes saber que tu público objetivo es el grupo de personas que es más probable que compre lo que vendes. Comparten una serie de características, aunque es verdad que puedes tener perfiles diferentes de potenciales clientes frente a un mismo producto.

El mundo del marketing y de la publicidad ha ido evolucionando y volviéndose más complejo. Antes solo se tenían en cuenta una serie de factores sociodemográficos a la hora de conocer tu target como el género, la edad o la zona geográfica. Ahora, los expertos intentan ir a lo más exacto. Evidentemente son datos que todavía se tienen en cuenta, pero cuanto más segmentes mejor.

Antes de identificar tu target

Hay bases que nunca cambian. Es evidente que antes de preguntarte a quién va dirigido tu producto o servicio, tienes que identificar las características de este. Precio, estilo, cómo se usa… son un montón las cosas a tener en cuenta que te ayudarán a saber a quién le puede interesar lo que vendes.

Por ejemplo, si tienes un producto dirigido a empresas (B2B), el enfoque será muy diferente al de aquel que dirijas a cliente final (B2C). Del mismo modo, puedes ofrecer servicios a diferentes precios dentro de tu negocio que seguramente no interesen al mismo tipo de público.

A la vez, es importante conocer la situación del mercado. Probablemente esto es algo que estudies para muchas de las acciones que realizas en tu empresa, pero no debes ignorarlo de cara a definir tu público objetivo.

Entre otras cosas, debes observar si el mercado está muy saturado o si hay algún ámbito poco explotado. Además, puedes segmentar el mercado según el ámbito geográfico o demográfico. Saber, por ejemplo, si vas a tener actividad en una zona pequeña o vas a salir de las fronteras hará que tu comunicación se dirija a un público u otro.

¿Cómo definir tu público objetivo?

Observar las estrategias de tu competencia es una buena forma de empezar. Puedes ver sus proyectos, pero ahora también tienes fácil saber la reacción del público a través de las redes sociales.

Hoy en día tenemos la suerte de contar con la inteligencia artificial, que permite a los negocios conocer bien a su target, siempre teniendo en cuenta la normativa de protección de datos. Esto posibilita adaptar los contenidos según las necesidades y los gustos de tu público.

Con estos datos debes intentar diferenciarte. Tienes que atender a variables más allá de las sociodemográficas. Fijarte en los pensamientos, intereses y el comportamiento de tus clientes o potenciales clientes es lo que más interesa en la actualidad.

Es importante que tu marca muestre unos valores en consecuencia con estas características. También te debes fijar en qué problema le vas a resolver al cliente y qué beneficio busca este. Comunicar esto es importante, por lo que tienes que entender en qué le vas a ayudar para poder expresarlo.

Un ejemplo de marca con una gran competencia que aprovecha los intereses de su público objetivo es Domino’s pizza. Esta empresa apostó por anunciarse a través de creadores de contenido de Twitch. ¿Por qué? Su público es joven; pasa tiempo en casa viendo streaming, por lo que es natural que pida a domicilio; y está interesado en el entretenimiento, por lo que el negocio tiene una importante relación con el mundo gaming.

Beneficios de conocer a tu público

Todo esto ayudará a tu empresa en varios sentidos, pero sobre todo permitirá reducir costes. Si sabes a quién debes dirigirte, puedes hacer tu campaña de marketing en consecuencia con eso. De este modo, tu mensaje llegará directamente a quien le interesa, de otra forma estarías haciendo esfuerzos en vano porque tu comunicación llegaría a quien no va a consumir tu marca.

Conocer tu público es una gran ayuda de cara a definir qué lenguaje emplear o qué redes sociales utilizar. Gracias a saber cómo es tu target cada punto de tu comunicación se puede ver potenciado, incluso los canales por los que mandar la información.

Además, una buena campaña de marketing hará que aumenten tus clientes. Así, no solo tendrás una reducción de costes, sino nuevos beneficios. Al unir a personas con intereses similares puedes acabar tejiendo incluso una comunidad alrededor de tu firma.

Cuanto mejor conozcas a tu público, más adaptarás tu negocio a sus necesidades. Podrás incluso descubrir nuevos nichos de mercado y saber cuáles son los productos o servicios que mejor funcionan.

Estas son algunas de las claves que debes tener en cuenta de cara a conocer tu público objetivo. Si necesitas ayuda para gestionar la comunicación de tu empresa, no dudes en contactar con nuestra agencia de marketing en Santiago de Compostela, ¡llevamos a cabo todo el proceso!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.