Blog

¡Acomódate!, es tiempo de lectura

Esta semana hemos estado comentando en la oficina casos cercanos de empresas que no han sabido ver la importancia literalmente vital de tener una buena estrategia de marketing. ¿Literalmente vital? Sí, 100%, porque no tenerla lleva a crecer y caer estrepitosamente o, casi peor, a no crecer nunca.

10 empresas sin estrategia de marketing

Ahora estarás pensando “¿de qué me está hablando esta mujer?”. Hablo de casos que muestran una clara ausencia de estrategia de marketing y que, si te paras a pensar, seguro que has visto más de una vez.

1.- Ausencia de mensaje claro e inequívoco.

El tipo de empresa que transmite muchas cosas y ninguna, que se lía comunicando numerosas ideas al mismo tiempo y que acaba por generar confusión en sus clientes.

2.- Demasiados mensajes.

Desde el típico flyer que te dice tantas cosas que no te quedas con ninguna, hasta redes sociales con posts que intentan destacar tantísimas ventajas en productos o servicios que al final el usuario/cliente no recuerda ninguna de ellas. Menos es más.

3.- Identidad gráfica no definida.

El que no tiene ni logo, el que usa distintos logos para una misma marca o empresa, diferentes elementos gráficos inconexos, tipografías incompatibles e incluso colores que nada tienen que ver entre sí, que te dan ganas de arrancarte los ojos. Ahí va un ejemplo de los tres primeros casos que hemos comentado, que auna además todos los errores gráficos en un mismo elemento:

diseño gráfico en la estrategia de marketing

Imagen del Pinterest de @pam_merkel

4.- Cambios de rumbo constantes.

Criterios diferentes, dispares, no comunicados y sin explicación razonable para el cliente. Como por ejemplo el “esta semana abro a unas horas, la que viene a otras”, “hoy ofrezco unos servicios, mañana no me apetece, pasado vuelvo a ofrecerlos”, “hoy en mi restaurante te permito pedir fuera de carta, mañana no”.

5.- Incongruencia total en el trato al cliente.

Baile del “tú” al “usted” y del tono cercano al ceremonial sin motivo. Y esto, tanto en el trato presencial como en los textos de una web o en las publicaciones de redes.

6.- Pasividad ante problemas.

Desde no contestar a una sola queja en Google My Business a no dar solución ante problemas con productos o servicios. Pero la voz corre muy rápido en internet.

¿Por qué tu empresa necesita apostar por Google My Business?

7.- Publicar contenido por publicar.

No tener una estrategia de marketing que incluya un plan de contenidos bien definido, delimitado en el tiempo y con mensajes concretos y cuidados. Actualizar por actualizar, solo para que no se vea la página de Facebook sin publicaciones recientes. Desde el que comparte cosas personales que nada importan a sus clientes actuales y potenciales hasta el que repite una y otra vez lo mismo.

8.- Pensamiento 1.0… ¡en 2021!

El clásico “solo comparto cosas de MI empresa, sobre MIS productos o sobre MIS servicios”. Mi, mis, mis, yo, yo, yo… Error garrafal en la era de las comunidades online. Si a tu proveedor o a tu cliente le va bien, es muy posible que a ti también. ¡Apóyales!

9.- Reiteración hasta el aburrimiento absoluto.

El que todos los días comparte la misma cosa en redes, a la misma hora, de la misma manera y con el mismo contenido. Ejemplo habitual: el del bar de abajo, que publica en Facebook su menú del día, da igual si es en texto o foto de la carta. Día tras día, semana tras semana, mes tras mes. Ni su familia le sigue ya en redes.

“Quiero escribir un buen artículo pero no sé cómo empezar”: ¿Cómo escribir un buen artículo?

10.- Acudir a una agencia de marketing para luego no hacer ni caso.

Sí, frustrante. Y pasa más a menudo de lo que parece. Le escuchas, te haces una composición de lugar y le ofreces una serie de directrices para empezar a elaborar una estrategia de marketing que se ajuste a lo que necesita. Te dice que sí a todo y luego ves que continúa haciendo exactamente lo mismo que le llevó a ti, que le generó sus problemas. No te escucha a ti pero, aún peor, no escucha a sus clientes.

estrategia de marketing agencia de marketing galicia

Si cuando te duele la cabeza vas al médico y cuando se te estropea el coche acudes a un mecánico, ¿por qué no escuchas a tu agencia de marketing cuando necesitas una estrategia de marketing a medida?

Podría seguir poniendo ejemplos, uno tras otro, pero prefiero parar aquí y buscar una solución ante todo esto. Solución o lo que debería ser el principio de todo aquel que monta un negocio: idear una buena estrategia de marketing que le lleve a alcanzar sus objetivos.

¿Cómo es una buena estrategia de marketing?

Cuando una empresa acude a nuestra agencia de marketing en Galicia lo primero que hacemos es algo que parece muy sencillo pero cada vez se practica menos: ESCUCHAR. Sí, con mayúsculas. Porque escuchar para nuestro equipo significa prestar atención, involucrarte, sentir el problema que te transmiten como tuyo, buscarle una solución y resolverlo.

Es bastante habitual, y por eso acaban cerrando muchos negocios, que alguien que cocina muy bien decida montar un bar o, por el contrario, un empresario medianamente exitoso decida abrir un restaurante. ¿Qué falla en cada caso? En el primero, que está muy bien saber de hostelería, pero no puedes olvidar que al final es una empresa y, como tal, necesita un plan de negocio, una contabilidad y una viabilidad económica. En el segundo, que saber de negocios no significa ni implica que todos sean iguales. Puede irte muy bien en un sector pero entrar en otro que no conoces sin apoyarte en expertos en él es bastante probable que derive en un fracaso.

Consultoría de comunicación: ¿la necesito?

Entonces, partimos que de necesitarás información sobre el sector y sobre tu competencia y un plan de negocio integral. Si los números no casan sobre el papel, imagínate cuando vengan los imprevistos.

Cuando ya tienes una ruta económica a seguir, viene la parte en la que nuestra agencia de marketing en Santiago de Compostela puede ayudarte: la de dar a conocer tus productos y servicios para captar y fidelizar clientes. Lo ideal es diseñar una apuesta para el corto, medio y largo plazo, que incluya todos los puntos necesarios para que tu estrategia de marketing sea exitosa: un buen plan de comercialización que incluya el de marketing y comunicación, una imagen corporativa cuidada y acorde con tu empresa, sector y filosofía y la tecnología necesariapara apoyar todos los procesos, desde una página web hasta un buen programa de gestión que te permita controlar todas las fases del proceso de tu negocio.

Por el camino, si necesitas que te acompañemos será todo un placer ofrecerte nuestra experiencia de una década como agencia de marketing en Galicia y de casi dos como especialistas en el sector por separado. Pero, en cualquier caso, recordar que de los errores se aprende y si con este decálogo de fallos frecuentes y fácilmente reconocibles ya te hemos aportado algo, el esfuerzo habrá valido la pena :).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *